᛫  

Lecciones de esperanza – Con Diseño Divino – La Semana del 16 de Septiembre

Lecciones de esperanza

De la Palabra de Dios: Estoy agotado de tanto esperar a que me rescates pero he puesto mi esperanza en tu palabra. Mis ojos se esfuerzan por ver cumplidas tus promesas, cundo me consolars? (Salmos 119:81-82, NTV [cursivas de la autora]).

Hay situaciones de la vida que nos llevan a pensar: hasta cundo, Dios? Cunto ms tengo que esperar? Cundo saldr de este hoyo? Parece que as se senta el autor de Salmos 119 cuando escribi el versculo del principio.  La clave est en la frase que est negritas: a pesar de su cansancio y angustia, tena esperanza en la palabra dada por Dios.

Lee los versculos que siguen:

Tu eterna palabra, oh Seor,
se mantiene firme en el cielo.
Tu fidelidad se extiende a cada generacin,
y perdura igual que la tierra que creaste.
Tus ordenanzas siguen siendo verdad hasta el da de hoy,
porque todo est al servicio de tus planes.
Si tus enseanzas no me hubieran sostenido con alegra,
ya habra muerto en mi sufrimiento.
Jams olvidar tus mandamientos,
pues por medio de ellos me diste vida.

Cuando las circunstancias que vivimos no son agradables ni siquiera llevaderas, tenemos que escoger dnde poner la esperanza. Este hombre estaba en el banco de la paciencia, su vida detenida. Quin sabe lo que estaba esperando! No obstante, l estaba seguro de que la palabra de Dios es eterna, de que su verdad es intemporal porque va ms all del da de hoy y, todava ms importante, comprendi que la Palabra de Dios nos sostiene y nos da vida.

Ahora bien, no es una frmula mgica. No se logra nada con dejar la Biblia abierta sobre la mesa de noche ni siquiera con llenar las paredes de versculos bblicos, aunque me gusta tenerlos en lugares visibles para recordarlos. Es una cuestin del corazn, como decamos al comienzo de esta exploracin de Salmos 119. Para que la Palabra de Dios produzca este efecto en ti tienes que conocerla, aprenderla, vivirla y sobre todo, pedirle al Espritu Santo que te ilumine para entenderla bien. Una vez que la tenemos dentro se convierte en una provisin de la que nos nutrimos constantemente, un tesoro que nadie nos puede quitar.

Tal vez hoy t te sientes como este salmista, hasta cundo, Seor?, esa es la pregunta que una y otra vez regresa a tu mente. Yo no puedo responderla, ni creo que haya quien pueda hacerlo. Pero hay algo que s puedo decirte con certeza: haz de la Palabra de Dios tu esperanza. Mira el versculo 114: T eres mi refugio y mi escudo;  tu palabra es la fuente de mi esperanza. Mientras la vida parezca estar en pausa, afrrate a la esperanza que se encierra entre Gnesis y Apocalipsis.

Y djame decirte una ltima cosa, cuando vivimos as, agarradas a esta esperanza, los que nos rodean tambin se contagian: Que todos los que te temen encuentren en m un motivo de alegra, porque he puesto mi esperanza en tu palabra  (v. 74). Cuando alguien est desesperanzado, angustiado, deprimido, y nosotros compartimos la esperanza que tenemos, le transmitimos alegra. Usa la tecnologa. Un mensaje de texto, un estatus en Facebook o Twitter con un versculo puede ser justo lo que una persona necesita en un momento dado. Me ha pasado, y seguro que a ti tambin.     

Qu podemos concluir entonces de estos versculos de Salmos 119? Lo que varios siglos despus Pablo reafirm con su pluma mientras escriba a los cristianos de Roma: Y las Escrituras nos dan esperanza y nimo mientras esperamos con paciencia hasta que se cumplan las promesas de Dios (Romanos 15:4). La Palabra de Dios es un caudal de esperanza que l nos ha regalado. Pero ningn regalo es til guardado en un rincn. Tenemos que darle el uso necesario. En este caso, creer que es nuestro, amarlo, vivirlo y ponerlo en prctica. As podremos decir junto con el salmista: Tus leyes son mi tesoro; son el deleite de mi corazn. Estoy decidido a obedecer tus decretos hasta el final (111 y 112).

Vive con esperanza, esa es la vida que Dios dise.

(Publicado originalmente en wendybello.com)

2016 Wendy Bello

Facebook
Twitter

© 2019 Wendy Bello
Facebook
Twitter
visitar nuestro sitio web clic aquí

Article/Post Source

Get involved!

Get Connected!

Come and join our community. Expand your network and get to know new people!

Comments

No comments yet